BIOESTIMULACIÓN PRP

Bioestimulación PRP en Zaragoza

La Bioestumulación con PRP es una técnica basada en la aplicación intradérmica de Plasma Rico en Plaquetas (PRP) para activar de forma natural las funciones del fibroblasto, las células encargadas de sintetizar el colágeno y la elastina. Los factores de crecimiento se obtienen de las plaquetas del plasma del paciente. Esto se traduce en una piel más joven y tersa.

El factor de crecimiento epidérmico es capaz de aumentar el grosor de la piel, devolverle su elasticidad y firmeza, disminuir los efectos de los radicales libres y eliminar arrugas.

Es un tratamiento para hombres y mujeres con signos de envejecimiento visibles o cuando la piel empieza a perder su poder de regeneración.

¿Cómo es el tratamiento?

En primer lugar se realiza la historia clínica del paciente.
Se le extrae sangre a fin de obtener el concentrado de plaquetas necesario. Una vez conseguido el plasma rico en factores de crecimiento se le añaden precursores naturales para activar las plaquetas y obtener los factores de crecimiento contenidos en éstas.
Se inyectan los factores de crecimiento con la técnica de mesoterapia en la dermis de la cara, cuello y escote.

Se recomiendan 3 sesiones seguidas separadas por un mínimo de 3-4 semanas y después dependiendo de la edad del paciente una sesión de mantenimiento entre los 6 y 18 meses. Se puede realizar en cualquier estación del año.
Muchas veces se aconseja, alternar las sesiones de plasma con las de vitaminas de nutrición facial.

¿Tiene algún efecto secundario o está contraindicado?

Pueden aparecer pequeños hematomas, inflamación o enrojecimiento en la zona, que mejoran en 7 días o menos.
La ventaja el tratamiento con PRP es que al ser autólogos (de sí mismo) no producen alergias ni rechazo.
No tiene contraindicaciones ya que se inyectan proteínas del propio paciente.

¿Qué resultados puedo esperar?

Los resultados se aprecian desde los primeros días con una piel luminosa. Los factores de crecimiento siguen actuando estimulando el tejido y es a partir de la 3ª semana cuando se hace más visible el efecto.

-Aumento del grosor de la epidermis
-Recuperación de la elasticidad dérmica
-Mejor vascularización
-Mayor tersura de la piel
-Aumento de la luminosidad