HIPERHIDROSIS: Sudoración excesiva en axilas, manos y pies

Tratamiento para la sudoración excesiva

La sudoración excesiva puede suponer una molestia significativa a nivel físico y emocional. La técnica más habitual son las inyecciones de toxina botulínica o bótox. Actúa bloqueando la actividad de las terminaciones nerviosas que inervan las glándulas sudoríparas y así interrumpir que produzcan sudor.

¿Cómo es el tratamiento?

Se inyecta una cantidad pequeña de Toxina Botulínica en el área afectada con pinchazos espaciados entre 1 y 2 cm.
El tratamiento es indoloro en las axilas. Para evitar molestias en el caso de pies y manos se puede aplicar una crema anestésica previamente, o hacer un bloqueo regional.
El tratamiento dura entre 10-20 minutos.
El tratamiento se realiza 1 o 2 veces al año aproximadamente.

¿Tiene algún efecto secundario o está contraindicado?

Es una técnica segura y eficaz.
Pueden aparecer pequeños hematomas que desaparecen en el transcurso de los días .
Puede reincorporarse a su vida cotidiana de inmediato.
Puede presentarse una merma de sensibilidad en la zona que será transitoria.
Está contraindicado en el embarazo y la lactancia. En pacientes tratados con anticoagulantes y en aquellos que padecen coagulopatías.

¿Qué resultados puedo esperar?

Como término medio, el efecto dura entre 4 y 9 meses, de acuerdo al metabolismo de la persona afectada. Los resultados son notorios a partir del 2º día de la aplicación.